Atrévete con el metacrilato. Cambia los paneles de los tambuchos

Escrito por Varadero Alicante en Mantenimiento

La llegada de la luz natural y la ventilación al espacio interior de nuestras embarcaciones suele ser a través de paneles fijos o tambuchos, normalmente de metacrilato. Este material es ideal para su uso marino, por su peso, seguridad y resistencia a los agentes atmosféricos y al ambiente salino. A pesar de ello, no es eterno y con el tiempo se va deteriorando, perdiendo su transparencia, agrietándose… Cuando esto sucede, es tiempo de sustituir el tambucho entero o, más sencillo y barato, renovar los paneles plásticos.

El metacrilato ahumado podemos encontrarlo en establecimientos especializados e incluso en cadenas de bricolaje. Entre las diferentes calidades existentes, nos decantaremos por el llamado “de colada”, que cuenta con características  de resistencia y flexibilidad más apropiadas. Si recurrimos a un comercio especializado, será fácil que nos lo sirvan ya cortado conforme a las medidas que hayamos tomado. Es la opción más aconsejable.

Consejos para cambiar los paneles fijos o tambuchos:

El primer paso consistirá en desmontar cada panel a sustituir. Es importante que no se rompan, pues han de servir de modelo para los nuevos. En un solo barco suelen haber varias medidas distintas, por lo que debemos desmontar primero y medir después. Además, los agujeros de los tornillos también varían.

Comenzaremos por quitar con un cúter, la silicona, para después con cuidado y la ayuda de espátulas, destornilladores o similares, hacer palanca y separar el metacrilato del marco. Es una operación delicada, ya que podemos dañar el marco o el gelcoat. Quitaremos la tapa entera para realizar la operación en tierra siempre que sea posible.

Una vez con la pieza fuera, es necesario limpiar muy bien el marco peleando con la silicona. Después de rebañar con el cúter lo más grueso, utilizaremos aguarrás para debilitarla y convertirla en una especie de gelatina más fácil de retirar. Por último, recurriremos a un decapante específico, que disuelve la silicona poco a poco y en varias aplicaciones nos dejará el marco como necesitamos. Es un proceso laborioso, pero imprescindible si queremos tener unos resultados óptimos. Con ayuda de un limpiametales y dedicándole el tiempo necesario, dejaremos el aluminio como nuevo (con sumo cuidado de no rascar o pulir, que acabarían con el anodizado).

Para colocar los nuevos paneles de metacrilato, verificaremos que se corresponden con las anteriores medidas, teniendo en cuenta en todo caso que ha de existir suficiente holgura para evitar problemas con la dilatación (al menos 3-5 mm). Igual margen debemos dejar en las perforaciones para tornillos y herrajes.

Retiraremos el film protector interior y aplicaremos el sellador (mejor uno específico de poliuretano que la simple silicona), que incluye una imprimación previa para las superficies de contacto. Dibujaremos un cordón en el interior del marco. A continuación colocaremos el panel de metacrilato centrándolo con la mayor precisión posible para evitar futuras filtraciones. Una vez en su sitio, aplicaremos un segundo cordón de sellador entre el metacrilato y el marco. Eliminaremos el exceso de sellador y alisaremos con un dedo mojado en agua con jabón.

Al día siguiente (24 horas), retiraremos el film protector de la parte superior y eliminaremos los pequeños sobrantes de sellador que puedan haber quedado por la cara interior del tambucho con cuidado de no rayar el metacrilato.

El último paso es reponer la junta de goma, pegándola con cola de contacto. Una vez seco, podemos montar los herrajes y habremos terminado.

Que no os pueda la impaciencia. Hay que esperar ente tres y seis días para que el poliuretano fragüe del todo (podéis verlo en las instrucciones de uso del fabricante). Será entonces cuando podamos llevar las tapas al barco y someterlas a la presión propia del cierre.

Si hemos seguido todos los pasos con cuidado, habremos logrado renovar nuestro barco, pero si prefieres que lo hagan profesionales, ya sabes que nos tienes a tu disposición en Alicante.