¿Cómo elegir una embarcación neumática auxiliar?

Escrito por Varadero Alicante en Invernaje, Noticias, Sin categoría

Recorrer la costa a bordo de nuestro barco, echar el ancha y acercarnos a la costa es una experiencia que resulta muy agradable. Podemos así degustar una comida en un restaurante, tomar un refresco en un chiringuito o simplemente tumbarnos en la arena a tomar el sol. No necesitamos amarrar en un puerto y tenemos una mayor sensación de libertad. Para ello necesitamos, además de nuestra embarcación, una pequeña auxiliar que nos ayude a salvar la distancia entre el punto de fondeo y tierra.

Lo más habitual es recurrir a una pequeña neumática provista de un motor justito de potencia, buscando en ambos casos la estricta funcionalidad y el menor coste. Llegados a este punto, lo primero que encontramos por precio son las alternativas asiáticas, fabricadas en austero PVC encolado en frío, con suelo de tablillas o hinchable. Es cierto que se trata de un material con prestaciones más limitadas que el poliuretano o el neopreno y que el termosellado o la alta frecuencia ofrecen mayor durabilidad y consistencia, pero como el uso al que se destina la neumática es el que es, puede ser suficiente en muchos casos. No obstante, antes de realizar la compra, debemos hacernos alguna pregunta más. Por ejemplo, ¿la auxiliar va a ser sólo auxiliar o a nuestros chicos les puede venir bien para sus salidas de buceo?

¿Qué uso le vas?

Si el propósito es sacar mayor rendimiento a esta neumática, la decisión de compra puede variar y entonces debemos de echar un ojo a otras opciones más completas. Aquí pensaremos en un fondo rígido o hinchable (en este caso que admita una presión suficiente ), e incluso en una semirrígida de fibra, la opción más cara, pero la que mejores prestaciones ofrece para la navegación.
Además del tipo de material y fondo, debemos prestar atención a otros detalles que pueden hacernos disfrutar de la compra o arrepentirnos de no haber dado alguna vuelta más a la decisión. Así, cabe reparar de detalles de acabado importantes como que cuente con válvulas de sobrepresión, protección de goma en la quilla, cornamusas y asas de varada que faciliten su manipulación o válvulas de inflado que no estén sobreexpuestas.

Por último, el equipo motriz adecuado. Por peso, elegiremos un cuatro tiempos de escasa potencia, aunque también podemos optar por un motor eléctrico, que tiene la ventaja de su ligereza y limpieza, aunque su precio sea algo superior.

y..  ¿cuándo termina la temporada?

Cuando acaba la temporada lo más conveniente es optar por un invernaje en marina seca o dry dock. Es la mejor forma de asegurar que tu embarcación estará en optimas condiciones para disfrutar de ella sin sorpresas cuando llegue el momento. Además, un invernaje en seco multiplica la vida útil de tu embarcación auxiliar, con lo que a la larga ahorras dinero. Consulta nuestras promociones o pregunta a nuestro equipo para que te recomienden la opción más ventajosa para ti.

¡Disfruta de tu experiencia a bordo!